La cuarta revolución ha llegado trayendo consigo la transformación digital, pero… ¿Qué es la transformación digital y cómo te afecta? Puedo comenzar por decirte que la transformación digital es una realidad de la cual nadie escapa.

Sabes que vivimos en un entorno hiperconectado, el mundo digital hace parte de nosotros de una manera tan estrecha que ya existen los llamados nativos digitales, esa generación de humanos que nacieron en tiempos de la computación avanzada, la explosión del Internet y el comienzo de la vida “virtual” en redes sociales, bien pues este cambio global de lo analógico a lo digital es el comienzo de nuevas tecnologías como la Inteligencia Artificial, el Blockchain y el IoT (Internet de las Cosas).

En medio de todo este remolino se encuentran las empresas quienes deben asumir la mayor parte del impacto, afrontando desde el cambio de su filosofía de negocio hasta la reingeniería de sus medios de producción pensando en la digitalización, las empresas se ven inmersas en la apremiante necesidad de incorporar estrategias de transformación digital, mientras sus directivos se preocupan por mantener la destinación de recursos para sostener la inversión constante en digitalización, pues comprenden que es una acción determinante para poder mantenerse hoy a flote proyectando la empresa a futuro e ir cimentando las bases para la implementación posterior de nuevas tecnologías.

Por eso ya es muy común escuchar entre pasillos los términos Cloud computing, Data analytics, E-commerce, Marketing digital, Dispositivos móviles, etc. Pero muy pronto las empresas verán como algo normal la adopción de la robótica avanzada, análisis por medio de Big data, modelos a precisión hechos con impresión 3D, uso de drones especializados en procesos de cultivo extensivo o análisis de riesgo en prevención de desastres apoyados de Machine learning, así como el uso constante de la Nanotecnología en campos como la medicina y la industria, todo integrado a dispositivos dotados de sensores interconectados usando el IoT (Internet de las Cosas).

Sí, ya no es cuestión de pensar en la transformación digital como una estrategia para ser parte de la vanguardia empresarial, la transformación digital es una necesidad para mantenerse en el mercado, así también lo ven grandes consultoras como Gartner, quienes después de sus estudios han revelado la intención e imperiosa necesidad de los líderes empresariales por subirse rápidamente al tren de alta velocidad de la transformación digital.

Y aunque puedas pensar que esto es un tema que solo afecta a las grandes compañías, a las empresas multinacionales, la realidad es muy diferente, pues la transformación digital es una necesidad urgente de las PYMES si quieren sobrevivir en medio de este nuevo escenario. Ajustarse a la evolución que les trae la digitalización y crecer aprovechando la tecnología o someterse a ir quedándose rezagadas hasta su inminente deceso comercial, es la disyuntiva de hoy.

Para ti la transformación digital es: la oportunidad de mejorar las capacidades de las empresas usando los avances tecnológicos o un dolor de cabeza del cual no quieres ni siquiera pensar.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn