Vivimos en un mundo dominado por los datos, nuestro cuerpo y entorno son una fábrica constante de ellos ¿Por qué no sacar provecho de ello para mejorar nuestra vida? Pensando en esto, la tecnología deportiva y la captura de datos abrieron el camino a los wearables.

Tal vez el término te parezca lejano pero los wearables son tecnología más cercana de lo que crees, son dispositivos tecnológicos que realizan tareas informáticas, su función principal es ir contigo a todas partes para ayudarte en tus labores comunes, al mismo tiempo recopilan información que se convierte en datos para después ser usados en beneficio de los usuarios, entre sus características más relevantes encontramos su diseño compacto y la facilidad de usarlos como una prenda de vestir o en tus prendas de vestir, por lo general deben ser accesorios más pequeños que un Smartphone.

Los wearables vienen acompañándonos ya hace unos años, algunos se atreven a decir que el primero de su tipo fue el tan anhelado (por los estudiantes vagos) reloj calculadora de los años 80, pero como muchos otros inventos aún los expertos no se ponen de acuerdo, sin ahondar en el tema de su origen y para darte una mejor idea hay una clasificación básica de los wearables, entre los cuales encuentras:

  • Smart watch o relojes inteligentes: tienen gran variedad de funciones médicas como tomar tu ritmo cardiaco, herramientas para la vida diaria, la oficina o el trabajo, se encuentran entre los más usados o comunes, con frecuencia son extensiones de un Smartphone.
  • Smartband o Manillas inteligentes: dedicadas en su mayoría al cuidado de la salud, monitorizan la actividad física del usuario, aportando datos relevantes médicamente o para uso deportivo, también se pueden incluir en esta categoría los parches médicos y los tatuajes que miden la temperatura corporal, entre otros dispositivos.
  • Glasses o gafas inteligentes: como las Google glass, estos dispositivos permiten al usuario gran variedad de funciones y más recientemente se explora la incorporación de la realidad aumentada para combinar el mundo real con el mundo virtual aplicado a la cotidianidad.
  • Smartclothes o Ropa inteligente: dedicados a monitorizar la actividad física, son usados en el mundo del deporte profesional donde los datos son fundamentales para los deportistas de elite, también puedes encontrar ropa inteligente con usos menos trascendentales o funciones menos relevantes, como es el caso de los gorros con bluetooth para escuchar música.

No creas que la tecnología se olvidó de tus pies y tus manos, para ello tienes:

  • Smart Running Sneakers: las zapatillas para que puedas correr previniendo la posibilidad de lesiones, si… así es que puedes correr con toda la confianza que te pueda brindar su equipamiento de sensores con inteligencia artificial IA, en la suela, capaces de detectar el impacto entre el pie y el suelo.
  • Smart Gloves: tienes mucho frío, quieres pagar una cuenta y no quieres quitarte los guantes… no te preocupes pues una compañía financiera pensando en mantener tus manos calientitas, ha preparado una serie de pins y adhesivos con tecnología NFC (Near Field Communication) así puedes realizar tus pagos sin pensar en el invierno.

Los wearables también pueden ser parte de la solución en la lucha contra enfermedades como el cáncer de piel y para ello existe ya un dispositivo tan pequeño que lo usas sobre una uña, este pequeño amiguito te acompaña en vacaciones durante tus baños de sol en la playa o en el camino al trabajo, recopilando información de hasta 3 meses, analiza tu exposición al sol y alerta para evitar la aparición de melanoma.

Aunque sean las manillas y los Smart watch los wearables más comunes, hacen parte de una creciente gama de productos de tecnología que nos acompaña de diversas formas, la evolución de los dispositivos sigue creciendo aunque a un ritmo no tan acelerado como lo esperaban los expertos hace 5 años, tanto que algunos llegan a considerarlos moda y no la tecnología del futuro. Aun así se espera que hasta 2021 las ventas logren un crecimiento superior al 16% anual, por esta razón gigantes de la tecnología siguen apostando e invirtiendo en desarrollar más y mejores propuestas que hagan de los wearables una industria tecnológica cada vez más fuerte.

Pero dime ¿Qué wearable te gustaría tener? ¿Cuál sería el wearable de tus sueños y que funciones quisieras que tenga?

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn